Marcando la Noticia, Registrando los Hechos

Advierte IMSS Veracruz Sur sobre Síndrome de Piernas Inquietas

Suele presentarse por las noches, cuando la persona está descansando, recostado o cuando pasa mucho tiempo sentado.

Redacción | Veracruz Noticias

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Veracruz Sur informa a la población en general sobre la enfermedad de Willis-Ekbom, mejor conocido como el Síndrome de Piernas Inquietas, el cual es un problema del sistema nervioso, caracterizado por una sensación molesta en las piernas donde obliga al paciente a la movilización de estas.

El director médico del Hospital General Regional (HGR) No. 1 de Orizaba, doctor Ramón Jácome Toss, explicó que este síndrome puede aparecer a cualquier edad, siendo más frecuente a partir de los 40 años, donde en la mayoría de los casos interrumpe el sueño y, a su vez en las actividades cotidianas.

Refirió que este trastorno suele presentarse por las noches, cuando la persona está descansando, recostado o cuando se pasa mucho tiempo sentado, esto a su vez puede distorsionar en gran medida el sueño, haciéndole difícil conciliarlo o volverse a dormir si se despierta, ya que la única forma de alivianar la incomodidad es mediante el movimiento.

Señaló que los síntomas pueden variar día a día, tanto en gravedad como en frecuencia; el principal es la necesidad de mover las piernas, pero algunos pacientes también refieren: movimiento involuntario de piernas, agotamiento y somnolencia durante el día, cambios en el estado de ánimo, problemas de concentración, depresión y ansiedad.

Jácome Toss indicó que este síndrome no tiene una causa conocida, pero investigadores sospechan que la afección puede deberse a un desequilibrio de la dopamina, sustancia química del cerebro, la cual está encargada de controlar el movimiento muscular; también existen casos donde es heredado, o en mujeres embarazadas especialmente durante su último trimestre.

Añadió que, también puede desarrollarse con mayor frecuencia en personas con: deficiencia de hierro, magnesio o de ácido fólico, con anemia, Parkinson, diabetes, enfermedad renal crónica, esclerosis múltiple y en consumidores de cafeína, alcohol o nicotina.

Finalmente, el médico agregó que esta enfermedad no tiene una cura, pero el tratamiento puede aliviar la sintomatología y lograr que el paciente tenga una mejor calidad de vida, por lo que, ante la presencia de síntomas se debe acudir con un especialista para una valoración correcta.

También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.