Marcando la Noticia, Registrando los Hechos

Cuenta IMSS Veracruz Sur con tratamiento para pacientes con tuberculosis

Personal de Enfermería verifica el apego de derechohabientes al Tratamiento Acortado Estrictamente Supervisado (TAES).

Redacción | Veracruz Noticias

Para disminuir recaídas o resistencia de la tuberculosis, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Veracruz Sur cuenta con el Tratamiento Acortado Estrictamente Supervisado (TAES), que tiene una duración de 6 meses y que tiene la finalidad de verificar que el paciente tome su dosis en tiempo y forma, supervisión que está a cargo de Enfermería.

La Coordinación de Epidemiología de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 69 explicó que las personas con tuberculosis pulmonar deben tomar el TAES por medio año, y en caso de abandono debe ser reiniciado en su totalidad.

Epidemiólogos del IMSS explicaron que la tuberculosis es una enfermedad infecciosa causada por la bacteria «Mycobacterium Tuberculosis», padecimiento que se puede prevenir y curar, si se trata de manera oportuna. Su principal fuente de contagio es por gotitas de saliva de una persona con tuberculosis, se puede prevenir con vacuna «Bacillus Calmette-Guerin, mejor conocida como BCG.

El TAES ha dado resultados para garantizar el apego y control del tratamiento médico de los pacientes con tuberculosis, ya que se les realizan pruebas y seguimiento integral, disminuyendo el riesgo de contagios a su entorno.

Los epidemiólogos del IMSS resaltaron que todo paciente debe apegarse 100% al tratamiento, en dosis y frecuencia, al ser la única forma que garantiza la curación definitiva y evita las recaídas y la resistencia a los medicamentos.

Si el paciente no toma el tratamiento como se indica o lo suspende antes de completar el esquema, se volverá a enfermar, con el riesgo de que la bacteria se vuelva resistente a uno o más medicamentos, lo que hará más difícil y prolongado el tratamiento que puede llegar hasta dos años o más, además de contagiar a las personas con las que convive.

Las personas con tos con o sin flemas, fiebre y sudores nocturnos, pérdida de peso, dolor de pecho con una duración de más de dos semanas, deben acudir a la Unidad de Medicina Familiar que le corresponda, para realizarse un estudio de flemas llamado baciloscopia para diagnosticar o descartar la enfermedad, y con ello iniciar tratamiento inmediato.

También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.